domingo, 5 de marzo de 2017

Predicador T1

Preacher es una serie con la difícil papeleta de adaptar a televisión uno de los comics referenciales de las últimas décadas: el Predicador de Garth Ennis y Steve Dillon. Una tarea titánica no sólo por la calidad de la obra, sino por tener un enfoque irreverente y gamberro a más no poder (a la par que sangriento cuando es necesario).

Ésta primera temporada afronta el reto cogiendo el espíritu y los personajes y adaptándolos a una historia propia, una que se desarrolla por completo en el pueblo donde empieza el comic pero que en el mismo se abandona apenas pasado un número.

Así, tendremos a un predicador de nombre Jessie Custer, un hombre de fe que hace lo que puede con unos feligreses descreídos y un pueblo que se va moralmente a la mierda (en parte por culpa del jefe de un negocio cárnico local). La peculiaridad de la serie es que éste reverendo recibe un poder (de origen desconocido, al menos al principio) que le permite hacer cosas de otro modo impensables.

Junto a Custer iremos descubriendo varias personalidades del pueblo a la par que su poder y su evolución como hombre de fe. Junto a él destacan otros dos personajes: Cassidy (un vampiro irlandés) y Tulip (ex novia de Custer cuando ambos eran delincuentes).

Es una serie que se toma su tiempo para ir desarrollando tanto personajes como población, con un ritmo que se puede antojar lento (lo es en ocasiones) y la asemeja un poco a The Walking Dead. No es un mal ritmo, pero sí que es uno con el que parte del público no tragará.

La ambientación es otro de los puntos de la serie: un pueblo al que no dan ningunas ganas de acercarse, con gente sórdida y unos tonos malsanos en lo visual.

El toque fantástico es evidente durante toda la serie (a ver, que el cura tiene un poder y su amigo es un vampiro), pero se esfuerza por darle cierto verismo. Es por ello que hay muchas escenas que chocan frontalmente con ese verismo, escenas tan pasadas de vueltas, casquería y/o chistes fáciles que rompen totalmente al espectador y se convierten en señas de identidad de la serie. Y para muestra un botón: la sangrienta presentación de Cassidy durante el primer capítulo.

Como he dicho, la serie se toma su tiempo para desarrollar a los personajes, entre los que destaco a Custer (el reverendo con crisis de fe), Cassidy (el vampiro macarra), Tulip (la mujer obsesionada), el cabrón del jefe de la fábrica local, Eugene (un chico que se disparó en la cara) o los dos ángeles que siguen al poder que ha poseído a Custer. Son personajes muy bien interpretados, llevados al extremo en ocasiones y con un buen desarrollo. Bueno, todos menos Tulip, la chica a la que hubiera sacado de la serie durante casi todo su metraje y que se me hace pesada como pocas.

Sé que no es una serie para todo el mundo, pero al menos no te engaña: desde el primer capítulo te enseña de qué va y cuáles son sus cartas, y si entras en su juego se convierte en un producto realmente disfrutable, con un tono propio y alejado de lo convencional. No es una superproducción, pero se mueve bien con el presupuesto que tiene.

La recomiendo? Recomiendo ver un par de capítulos, y luego decidís. Personalmente me veré la segunda temporada, seguro que me divierte.

-          Predicador 1x01 
-          Predicador 1x02 
-          Predicador 1x03 
-          Predicador 1x04 
-          Predicador 1x05 
-          Predicador 1x06 
-          Predicador 1x07 
-          Predicador 1x08 
-          Predicador 1x09 
-          Predicador 1x10 

Valoración media Followmytv: 7,82.
Valoración media Imdb: 8,39

PD: Para los fans del comic supone una putada porque se pasa toda la temporada para llegar al punto de partida, así que la pueden considerar un prólogo.

PD2: El humor negro desborda toda la serie.