domingo, 5 de febrero de 2017

11.22.63 T1

La serie que hemos estado siguiendo las dos últimas semanas es un tanto particular, una apuesta del canal americano Hulu que puso dinero para tener una serie potente dentro del contenido propio, y que por ello contrató a Stephen King y puso a un actor como James Franco como estrella principal del show.

Concebida como una historia autoconclusiva, en 11.22.63 seguiremos a Jake, un profesor de instituto que se ve metido sin apenas poder digerirlo en una trama de viajes en el tiempo mediante la cual podrá volver al pasado e intentar evitar el asesinato de JFK.

Tras un primer capítulo en el que se nos cuentan las bases de la trama (y del viaje), se presentan personajes y se nos pone en situación, la serie empieza a tomar dos rumbos muy definidos y que transcurren de forma paralela. De un lado está la trama en la que vemos a Jake intentando encontrar información sobre el asesinato, mientras que en la otra le vemos en su día a día en los años sesenta, construyendo una vida.

Personalmente pienso que el tema de JFK y viajar en el tiempo era una idea muy buena, pero que el enfoque que se le ha dado a la misma no es el correcto para desarrollarla. Así, aunque esto nos ocupe mucho metraje durante los ocho capítulos acaba por ser un simple mc guffin para contarnos la trama que realmente nos interesa, y esa es la otra.

Porque no nos engañemos, los que hemos disfrutado de ésta historia lo hemos hecho porque nos gustaba mucho la historia de amor que se desarrollaba en la misma y la estupenda química que había entre Franco y su pareja en la ficción. Y es una lástima que no hayamos podido ver más de ésta historia de amor.

En el tema de la producción destaca sobremanera la ambientación en los años setenta. No sólo por lo cuidado de los vestuarios, coches, locales, etc… sino por lo bien recreados que están dichos años en el tema social, algo que vemos en pequeños detalles o en la mentalidad de los personajes de la época. Lástima que luego tengamos al final un par de momentos algo más flojos, porque el grueso de la serie es estupendo en éste aspecto.

Otro punto son los actores, todos bien elegidos y representando a la perfección sus papeles. Son pocos, pero crean personajes a los que les coges cariño y con los que sufres. Y es que a la ya mencionada química entre la pareja romántica hay que sumarle el buen papel que hacen los actores que interpretan a la secretaria del colegio, al bedel del presente o al ex marido de la pareja. Papeles que, pese a caer un poco en el estereotipo consiguen meternos más en la trama.

Los capítulos están bastante bien, en general, pero lo que no le puedo perdonar es el planteamiento de los tres últimos. A ver, te estás tomando tu tiempo para desarrollar una trama y presentar/desarrollar a unos personajes, y vas, y en los tres últimos capítulos pierdes el tiempo en el sexto y séptimo para poner el turbo en el final, algo que te hace dejarte cosas que podrían haber redondeado la serie.

En lo personal hubiera preferido repartir el último capítulo entre los tres últimos, dando tiempo a finalizar mejor algunas tramas o a contar con más mimo otras (como todo el tema de JFK). Pienso que había personajes que merecían más que una simple mención sobre cómo les ha ido.

Resumiendo: una serie bien hecha, que pincha antes del final, con buenas ideas, buenas actuaciones, momentos chocantes (como alguna muerte) y que podría haber funcionado mejor si se hubiera centrado más en una de sus dos facetas en lugar de intentar llevar las dos a la par.

Oportunidad perdida para hacer un seriote a recomendar, quedándose en una serie notable (como demuestran las puntuaciones).

Para finalizar os dejo con los comentarios de los capítulos.


Valoración media en Followmytv: 7,72.

Valoración en Imdb: 8,3.