lunes, 28 de noviembre de 2016

The Crown T1

Hoy toca una reseña un tanto especial, y es que es la primera que hago tras hacer un seguimiento capítulo a capítulo de dicha temporada. Algo que no había hecho hasta el momento y que parece haber funcionado razonablemente bien.

Que no sabéis de lo que hablo? Eso es que no os habéis pasado aún por el último blog que he abierto: www.entrepulgadas.blogspot.com dedicado al mundo del cine y las series de televisión.

Pasemos pues con mi comentario sobre la serie en su conjunto (el de cada capítulo podéis linkearlo más abajo).

The Crown viene con el título de ser la serie más cara de la historia, nada más y nada menos que una inversión de diez millones de dólares por capítulo con seis temporadas proyectadas. Y para qué tanto dinero? Pues para contarnos la historia de la corona inglesa durante los últimos casi setenta años.

Llama la atención hacer una serie histórica cuando muchas de las figuras de las que se habla siguen con vida, y llama la atención saber el coste cuando uno piensa que debe haber pocos efectos especiales. Entonces, a dónde se ha ido el dinero? A localización y vestuarios, sin lugar a dudas.

Antes de comentar un poco de qué va la temporada vale la pena detenerse en lo impactante que resulta a nivel visual. No sólo tenemos un vestuario clavado al de las imágenes de archivo de la época, sino que las localizaciones son o reproducciones exactas o han conseguido los permisos parar rodar dentro de las localizaciones reales. De verdad que no os hacéis una idea de lo espectacular que resulta ver el palacio real por dentro, la ceremonia de coronación o simplemente algunos de los fantásticos exteriores (como Suráfrica). Impresionante es decir poco, y es ésta grandeza visual lo que te tiene atrapado durante toda la serie.

Luego está la trama, que abarca los últimos años del reinado de Jorge VI hasta poco después de la renuncia de Churchill a ser primer ministro de Inglaterra. Así, abarca el final de un reinado y el inicio de otro.

En éste marco seguiremos preferentemente a Isabel II, una mujer joven que no esperaba tener que reinar tan pronto y que se encuentra muchos problemas derivados de ser una figura pública, problemas que afectan a su vida personal, eliminando poco a poco durante la temporada a Isabel Winsor para convertirla en la Reina. Con ella veremos bastantes interioridades de la familia real, así como algunos acontecimientos históricos remarcables.

El otro personaje que destaca sobre los demás es el de Churchill, un hombre en el final de su carrera política al que su propio partido está intentando echar pero que siente que aún no es el momento de abandonar. Un personaje interpretado por John Lightgow de forma magistral y que se come la pantalla en cada ocasión en la que aparece.

Me detendré un momento a hablar del casting, una auténtica obra de arte por lo que llegan a parecerse a los personajes reales, una mezcla de semejanza física, capacidad actoral y maquillaje que te hace descubrirte entrando en google y viendo que son prácticamente idénticos en su totalidad. Además, el nivel actoral es realmente muy alto, habiendo sólo una actriz que personalmente me chirría (la que hace de princesa Margarita), pero como es agradable de ver se le puede perdonar sin demasiados problemas.

Otro elemento a destacar de la temporada es el ritmo de la misma. The Crown es una serie pausada, que se toma su tiempo y trata únicamente un tema o dos (centrales) en cada capítulo, una serie que se recrea tanto en las interpretaciones como en las localizaciones y que puede hacerse lenta a gente que busca cosas con un ritmo mayor. Personalmente creo que éste ritmo es un acierto, y es el que te pide la historia que se está contando, aunque he de admitir que hay dos capítulos en los que se pasan de lentos, quizá porque en esos capítulos la trama me interesa bastante menos.

Antes de la reflexión final os diré que no es una serie que saque los puntos fuertes de los personajes (que también) sino que se mete bastante en los problemas que tenían y no se corta en mostrar o insinuar algunas cosas que de haber censura, no habrían pasado el filtro (como el embalsamamiento del rey Jorge VI). Así que no os preocupéis por ver una visión edulcorada de la monarquía inglesa.

Vale la pena verla? Sí, aunque sólo fuera por lo bien hecha que está y por los actores que interpretan a Isabel y a Churchill yo les daría una oportunidad. Si encima os gusta saber algunas cosas de historia (dramatizadas) o os dejáis deslumbrar por unos grandes valores de producción… ésta puede ser vuestra serie. Sólo os diría que os alejarais de ella si no os van los dramas o aborrecéis las historias que se toman su tiempo para desarrollarse.



Valoración media en Followmytv: 8,42.