sábado, 1 de julio de 2017

Independence Day: Contraataque

La película de la que os hablo ahora es algo bastante personal, la enésima secuela de una película autoconclusiva a la que han recuperado para sacarle el dinero a los nostálgicos.

Independence Day: Contraataque volvió a las pantallas de cine para contarnos que los aliens volvían de nuevo, muchos años después (con un mundo unido y feliz), pero ahora con más naves y más mala leche.

La premisa es muy similar, incluso varios de los actores de la película anterior vuelven (excepto el protagonista, que no lo debió ver claro XD). Una nave gigante viene a la Tierra para destruirnos y nuestra única esperanza recae sobre un grupo de pilotos entrenados.

El caso es que parece que se hayan tomado la película como un divertimento que les pague las vacaciones a los actores. No hay prácticamente nadie que se esté tomando en serio su papel, si casi parece que estén actuando en una comedia, y el que se lo toma en serio canta por no estar con el tono de la película.

Parece más una parodia con un presupuesto desorbitado que una película secuela o un homenaje. De verdad, tiene tantos momentos vergonzantes y un guion tan absurdo que acabas por disfrutar de ella de lo mala que es: una peli mala con efectos especiales de superproducción y unos actores decentes que se lo toman a guasa.

Las críticas hacia la película han sido demoledoras, auténticos varapalos que decían que era casi la venida del anticristo. Y a ver, la peli es mala, pero se da la vuelta en algún punto y puede llegar a disfrutarse a poco que apagues el cerebro y te rías con ellos. De verdad, que ver como alguien reconoce a su hijo desde quinientos metros en medio del desierto porque se mueve raro, que una nave tenga 5.000 Km de diámetro y al posarse sobre la Tierra no mueva su eje o que el ex presidente de los EEUU sea el que pilote la nave de señuelo… no tiene nombre. Pero tiene un encanto extraño.

Eso sí, el final, diciendo que habrá otra y que matarán más aliens me hace temer una nueva secuela que lleve el esperpento más allá. Que se queden aquí, recordemos esto como una parodia, y dejen en paz el recuerdo de una película muy gerenacional.

Vale la pena? Si tenéis estómago es una película divertida y con buenos efectos… eso sí, preparaos para momentos de guion totalmente absurdos.

Valoración Personal: 5,5.