martes, 9 de mayo de 2017

American Gods 1x01 (The Bone Orchard)

Hay que ver, no tenía ninguna intención de ver ésta serie y acabará pasándose por aquí en el formato más exhaustivo que tengo: capítulo a capítulo. El motivo? Una publicidad muy convincente y el dejarme el pen con mis series habituales en casa… Total, sólo son ocho capítulo, no?

El arranque de la serie ya promete mucho: vikingos rezándole a Odín para conseguir su favor. Es una escena de unos siete minutos, visualmente muy impactante, salvaje e incluso gore, con un valor de producción altísimo y que ya toquetea un poco lo onírico.

Y saltamos al presente, con un tipo que está en la cárcel, y justo el día que le sueltan se entera de la muerte de su esposa. Éste buen hombre (Shadowmoon para los amigos, manda huevos el nombre) hará lo posible por llegar al funeral de su mujer, con un viaje en el que parece tener bastante mala suerte.
Centrémonos en éste hombre y acabemos todo su arco. Mala suerte con el vuelo, mala suerte en un bar, se entera de que su mujer murió con la polla de su mejor amigo en la boca (amigo que también ha muerto) y, en definitiva, toca fondo. Pero con todo ello le pasa otra cosa: un hombre misterioso se va cruzando con él, ofreciéndole trabajo de “guardaespaldas” y haciéndose evidente que no es una persona normal (monedas vikingas, sabe cosas que no debería saber, le sigue un tipo que dice ser un Leprechaun…). Como no podía ser de otro modo acepta el trabajo.

Luego tenemos un par de escenas que parecen sacadas de contexto pero que nos muestran a más “seres con poderes”. Primero una mujer que, durante una escena de sexo, absorbe al hombre con el que estaba en la cama. Luego un tipo raruno que al más puro estilo Matrix interroga al protagonista y lo quiere matar (algo que no sale del todo bien, como veremos al final).

Sé que mi resumen (muy resumido) es confuso. Pero es que la serie es así y he querido transmitiros un poco la sensación que me ha dado. Yo sé de qué va porque he leído alguna sinopsis, pero en caso contrario tendríamos una serie muy bien hecha y con mucho dinero en la que cada cinco minutos te preguntas qué leches está pasando.

Mezcla estupendamente la realidad con las ensoñaciones, imaginería típica nórdica (Ygdraasil, un cabestro de ojos llameantes, monedas de oro) con un hombre cayendo en barrena cuando debería reconstruir su vida.
Los actores (los pocos que salen) están estupendos. El protagonista parece un tipo grande, frío, honorable… y el que le ofrece el trato (Ian McShane) hace un papelón; por no mencionar al Leprechaun tocapelotas o a la viuda del amigo del protagonista. Buen casting que promete darnos grandes momentos.

El tono es bastante HBO, y lo es por los valores de producción y el aura de serie bien hecha, con mimo.

Sinceramente, como primer capítulo me ha dado cosas buenas y otras malas (demasiado onírica para mi gusto), pero nadie puede negarle que te intriga y empuja a ver el segundo capítulo (y los que vengan detrás). Quiero explicaciones, quiero ver crecer al protagonista y quiero más acción.

Quiero que me guste.