viernes, 9 de diciembre de 2016

The Expanse 1x10 (Leviathan Wakes)

Último capítulo de The Expanse que se pasa éste año por el blog (es posible que vuelva el año que viene) y que deja su hueco a Westworld, que empezaré a comentar la semana que viene. Veamos cómo termina ésta primera temporada.

Éste capítulo sigue la estructura habitual de la serie: dos puntos focales principales y un tercero secundario. Y como la serie sigue con su misma estructura, haré yo lo mismo, comentando primero lo secundario y pasando luego a la acción.

Digo que es secundario por el tiempo que sale en pantalla, pero que se presente en la Onu como alguien importante el causante de todo (y conozca a nuestro enlace con la Tierra) es un paso importante, y si encima le cuentan a la sub secretaria que todo es obra de Johnson (mintiendo), pues mejor me lo pones. Y cómo reacciona ella? Enviando al marido y a la familia a la Luna, sabedora de que tendrá que seguirles la corriente pero dispuesta a desvelar la verdad de lo que está sucediendo y que puede acabar con una guerra a nivel del Sistema Solar.
Luego tenemos la acción dividida en dos focos pero centrada igualmente en Ceres, con dos grupos intentando hacer exactamente lo mismo: llegar a la nave Rocinante y abandonar la estación.

El primero es el compuesto por la tripulación de la nave y el amigo de Miller, un grupo que ha cambiado mucho, ofreciendo ayuda incluso a los supervivientes de Eros. Su trama es de huida pura y dura, con tensión por saber si llegarán a tiempo y ver cómo la gente en lugar de escapar de la estación va hacia los hospitales (muerte segura). Lo mejor es ver la lealtad que tienen ya entre ellos, y que son capaces de matar al amigo de Miller con tal de esperar a su capitán.

Luego están los dos protagonistas de la serie, dos caracteres totalmente distintos que no tienen más de un par de horas para llegar a la nave. Dos personas que afrontan los problemas de forma muy distinta (dando rodeos o pasando por encima) y que vivirán una auténtica aventura antes de llegar a la nave y que les administren un remedio contra la radiación. Hechos polvo, discutiendo como un matrimonio de muchos años… llegan a provocar incluso un motín entre las filas del enemigo para poder llegar hasta la nave. Genial.

En general me ha parecido un auténtico capitulazo para cerrar la temporada, uno en el que volvemos a tener al grupo protagonista huyendo de su tercer desastre, en ésta ocasión acompañados por un Miller que se siente roto por dentro (y que tiene alucinaciones con la chica muerta).

Acción a raudales, tensión, claustrofobia, algo de política que hace avanzar la trama… y sobre todo ello un grupo de personajes a los que les has cogido cariño intentando huir contrarreloj de una estación condenada.

Son muchos los interrogantes que deja en el aire, como la motivación del que quiere la guerra, el origen del ser que absorbe energía, el destino de la nave de Johnson… son muchos elementos importantes para dejarlos en el aire, al menos hay confirmación de segunda temporada, porque en caso contrario me enfadaría mucho.

Tal y como queda el capítulo te deja una serie que va de menos a más de una forma clarísima y que pasado su ecuador te demuestra que es una serie de ciencia ficción de las buenas, un space opera de los que no teníamos desde hace mucho tiempo y que parece haber llegado para quedarse.

Para  la opinión de la temporada completa deberéis esperar al domingo, día en el que publicaré la reseña completa de la temporada y os diré qué me ha parecido y si vale la pena ponerse con ella.

Valoración Personal: 8,4.

PD: La escena final es para cortar el aliento. Cómo nos pueden hacer ésto?