martes, 20 de febrero de 2018

Star Trek Discovery T1


Hoy os hablo de Star Trek Discovery, la serie que ha traído a la pequeña pantalla el universo treki y que nos ha llegado de la mano de Netflix (aunque fuera originalmente para CBS All Access). Ha sido una primera temporada de 15 capítulos de poco más de cuarenta minutos de duración.

La serie nos lleva a la comandante de la Federación Michael Burnham, una humana criada por Vulcanos, a medio camino entre la lógica de su educación y el temperamento de su sangre. Con éste personaje asistiremos al inicio de la guerra entre la Federación y los Klingon, punto de partida de la serie desde el que se va desarrollando a una velocidad tremenda, quemando tramas que podrían haber durado media temporada en apenas un capítulo.

Estamos ante una serie de ciencia ficción en el espacio (es Star Trek, qué queréis) que recoge el espíritu de la saga y lo adapta a los nuevos tiempos, tomándose algunas licencias respecto al canon que pueden (o no) explicarse. Una serie de aventuras con multitud de tramas que, en ocasiones, parece huir hacia delante.

En ésta primera temporada no se han limitado a presentarnos la nave (la Discovery) y sus tripulantes, algo habitual en primeras temporadas de series que pintan a longevas. Aquí no paran de pasar cosas que los personajes (pocos con frase) deberán afrontar.

Debo decir que la serie tiene un toque un pelín oscuro en la figura de su capitán, algo que se acabará explicando, pero que te deja extrañado en algunos momentos.

En cuanto a los personajes, ya he dicho que eran pocos, y es que aunque en el puente haya unos cuantos actores reconocibles y recurrentes, apenas son media docena los que acaban resolviendo los problemas. Desde la ya nombrada Burnham hasta el capitán Lorca, pasando por el oficial de investigación, la compañera de habitación de Burnham, el médico de la nave o alguna sorpresa que aparece más adelante. Son personajes interesantes, bien interpretados y a los que no hay que coger excesivo cariño, y es que la muerte es algo muy presente en la serie.

En lo que a producción se refiere tenemos lo que uno espera en una serie espacial estrenada en 2017: buenos efectos especiales (maquillaje, naves, diseños de producción) muy por encima de lo visto en series anteriores y sin desmerecer a la mayoría de serie actuales. Eso sí, queda por detrás de obras como Carbono Alterado (por decir una bastante nueva) o las grandes superproducciones.

Discovery es una serie que lleva el concepto de aventura al extremo, con un ritmo en las tramas que se me antoja demasiado alto, pero que te lleva (pasados los primeros capítulos y quitando los dos últimos) a un tramo central de temporada simplemente espectacular. Pasa de todo, hay giros increíbles y tenemos incluso un capítulo con bucle temporal. Se puede pedir más? Pues sí. En mi humilde opinión a la serie le ha faltado un poco de continuidad en las tramas, porque aunque el saltar de una a otra o el resolverlas tan rápido pueda funcionar bien, acaba por dar la sensación de que no te dejan madurar algunas ideas muy, pero que muy buenas.

Es una serie que merece llevar el nombre que lleva, mejor que cualquier primera temporada de las series anteriores y que deja el listón realmente alto para la segunda entrega. Sorpresa y una serie notable que cualquiera al que le guste la ciencia ficción podrá disfrutar.

Valoración Media Followmytv: 8,13.
Valoración Media Imdb: 7,79.

PD: Yo no soy un purista ni un gran fan de la serie, pero sé que hay gente que abomina de algunos momentos o decisiones argumentales, que pueden chocar con el trasfondo de la serie original y sus secuelas, pero que funciona bien dentro del micro cosmos que es Discovery.

martes, 13 de febrero de 2018

Carbono Alterado T1


Carbón alterado es una de las sorpresas de Netflix para principios de año, una serie de producción propia basada en una serie de libros (trilogía) del autor Richard Morgan. Y lo es porque había pasado bastante por fuera del radar hasta su estreno.

Es una serie de diez capítulos cercanos a la hora y nos cuenta la historia de Takeshi Kovacs, un convicto de una guerra de hace más de dos siglos al que despiertan para que investigue la muerte de una de las personas más ricas del mundo.

Estamos ante una serie de ciencia ficción, ambientada en un futuro distante donde la muerte se ha superado mediante copias de seguridad que llevan todo el mundo en la nuca, así, al morir, pueden volver a la vida poniendo dicha copia en un cuerpo “vacío”. Con ésta premisa se ha creado una sociedad que no tiene apego por el cuerpo, ni por la vida del mismo.

El desarrollo de la serie es bastante de novela negra, con la investigación de la muerte, pero tiene muchísimo más peso la personalidad de su protagonista, su pasado, su forma de ser... es uno de esos personajes de múltiples capas, aparentemente imperturbable por fuera pero con un corazón bastante grande en su interior, alguien que ha vivido muchas cosas y al que el peso de las mismas parece aplastar.

Hablando de personajes, tenemos un buen puñado de ellos interesantes y que dan para spin off. Desde el matrimonio millonario que devuelve a la vida al protagonista hasta una inteligencia artificial que regenta un hotel pasando por una policía emperrada en que Kovacs es una amenaza. Además, todos y cada uno de ellos está interpretado con solvencia, especialmente el protagonista (Joel Kinnaman).

En cuanto a la producción... una auténtica maravilla: estamos ante una serie que transcurre generalmente en interiores, pero que se permite desmelenarse cuando se muestran ciertas calles o paisajes de la ciudad donde transcurre la acción, en esos momentos te crees totalmente que estamos en un futuro lejano, con edificios que perforan las nubes o calles oscuras repletas de neón (muy a lo Blade Runner). Un gustazo.

Es evidente que la ciencia ficción está de moda, que los efectos especiales ya no son un impedimento y que la calidad de los guiones no tiene porqué estar comprometida con hacer una serie apta para un público muy amplio. Carbono alterado es una gran serie.

Pero tiene algún fallito menor que también vale la pena comentar. El principal es una ligera bajada de ritmo en el tramo medio de la serie, momento en el que cambia un poco de tercio y se toma su tiempo para que lo asimilemos. No es algo que moleste, pero allí está.

Creo que es una serie que vale la pena ver, ciencia ficción con enfoque adulto, que no se corta al plantear algunos temas morales (como que los ricos puedan elegir cuerpo mientras que los pobres igual no tienen ni para “reencarnarse), no se corta con los desnudos (femeninos integrales) y tiene un alto nivel de producción y de actores.

Me quedo con ganas de saber más del protagonista y su pasado (aunque nos enseñan bastante) y de cuál será el camino a tomar por la serie en su segunda temporada, ya que ésta primera cada bastante cerrada.

Por todo esto os recomiendo que la veáis, si en un par de capítulos veis que no es lo vuestro, la podéis dejar sin problema. Pero al menos merece una oportunidad.

Valoración Media Followmytv: 8,42.
Valoración Media Imdb: 8,49.

Castlevania T1


Si hay un tipo de producto al que le tengo miedo es a la adaptación de videojuegos a cualquier otro medio. La experiencia me ha enseñado que el resultado final acostumbra a ser malo por decir algo suave, así que al ver que se iba a adaptar la saga Castlevania a animación... me eché a temblar.

El resultado han sido cuatro capítulos que empiezan a contarnos la historia de cierto vampiro y un descendiente del clan Belmont (exterminadores de demonios) y durante dichos capítulos apenas se dedica a la presentación de personajes y a darnos alguna que otra escena de acción resultona.

Y lo peor de todo es que visualmente la serie funciona estupendamente, con lo que la sensación de haber visto un trailer larguísimo en lugar de un producto acabado duele todavía más.

Estamos con una serie que tiene buenas ideas, consigue llevarte al mundo de Castlevania y te crea unos personajes (más o menos afortunados) bien definidos. Pero lo que no sabe es contarte una trama, limitándose a esbozar una introducción que habrá que seguir en siguientes temporadas.

De éste modo nos queda un producto fallido, una temporada que no cuenta apenas nada, no cierra, no se desarrolla y no funciona como algo autónomo, llegando a ser aburrida por momentos.

Una pena, no sé si les pilló el toro y adaptaron sólo los primeros guiones o realmente era esto lo que querían contar. Si es la primera opción aún hay esperanza para la serie, si es la segunda... no creo que vea una tercera temporada.

No la veáis hasta que no se haya estrenado su continuación, perderéis el tiempo.

Valoración Media Followmytv: 7,25.
Valoración Media Imdb: 7,97.

lunes, 12 de febrero de 2018

Dark T1


Dark es una de las sensaciones de Netflix de 2017, y lo es siendo una serie alemana que prima el guion sobre la producción (que no es mala), de esas que podrían haberse rodada en cualquier país con cierto talento.

Estamos ante una serie de ciencia ficción dramática, que empieza como un drama y va derivando hacia su otra gran temática. De entrada se nos presenta como una serie de personajes, arrancando cuando desaparece un niño.

La desaparición guarda ciertos paralelismos con una acaecida 33 años antes en la misma población, y parece empezar a desenterrar algunos secretos de las familias del pueblo. Poco a poco se va tirando de la madeja y los personajes van ganando en profundidad, a la par que vamos conociendo más y más de lo que está sucediendo.

Uno de los elementos originales de la serie es el que se cuentan distintas líneas temporales de forma paralela, 2019, 1986 y 1953 (ya más adelante ésta última). Esto hace que veamos a personajes o familias en distintos momentos del tiempo, conociendo a personajes en distintos momentos vitales y relacionando las tramas de una forma muy original.

Unos personajes bien interpretados (por actores que aquí no conoce nadie) y con distintas capas de profundidad. Es curioso cómo se nos van mostrando cosas que han pasado y que afectan a la actitud de personajes que previamente podíamos pre juzgar.

Eso sí, Dark es una serie complicada. Tiene ciertos elementos complejos en su trama, lo que unido a la gran cantidad de personajes (parecidos físicamente) y el lío en el que se mete con las familias y los árboles genealógicos hace que sea fácil perderse. Solución que he adoptado yo? Bajarme un árbol genealógico con las fotos de los personajes, la cosa mejora una barbaridad cuando puedes ubicar al actor que sale.

Como punto negativo tiene un final excesivamente abierto, con varios elementos “misteriosos” por resolver y que se guardan para una confirmada segunda temporada.

Creo que dentro de su género estamos ante una serie original, que sabe mezclar distintos conceptos para crear una trama convincente y unos personajes interesantes. Una serie que a poco que te vaya la ciencia ficción debes ver y que quizás falló con su publicidad inicial (parecía de terror).

Vale la pena? Si no tienes miedo a perderte entre los personajes y te van los dramas bien contados con cierta intriga y un fondo de ciencia ficción... es tu serie. Si buscas divertimento sin más no creo que valga la pena probar.

Valoración Media Followmytv: 8,52.
Valoración Media Imdb: 8,59.

miércoles, 31 de enero de 2018

Black Sails T4

Ya está, con la cuarta temporada de Black Sails acaba una obra que empezó como la sucesora de Espartaco (lo que le dolió mucho) y acabó como una serie de piratas pseudohistórica de una calidad envidiable cuyo único pecado fue no ser de la HBO.

Ésta temporada sigue con la historia del sueño pirata de tener una colonia libre de los imperios de la época en el puerto de Nasau, de hecho es la historia de varios personajes (una mezcla de reales, creados para la ocasión y provenientes de la Isla del Tesoro).

El carisma de los capitanes pirata que aparecen aquí ya justifica por sí misma la existencia de la temporada, pero las relaciones existentes entre ellos, las luchas de poder, las conversaciones tensas... esa es el alma de Black Sails, y eso es lo que le pesó en su primera temporada, cuando el espectador esperaba ver acción.

Una acción que sí está presente en su última entrega, abordajes, desembarcos, traiciones, tesoros enterrados en islas remotas, muertes, momentos de duda... todo lo que uno puede esperar en una serie de alto presupuesto de la HBO ambientada en piratas pero hecho por un canal más humilde y con menos nombre.

Otro punto a destacar son los actores, que a éstas alturas de la película se han hecho totalmente con su papel. Unos personajes que apenas se reconocen desde sus inicios por la cantidad de cosas que han pasado, que se notan experimentados y duros. Aquí haré una mención especial al actor que encarna al capitán Flint (Toby Stephens), es de esos actores que con su presencia te llena totalmente la pantalla, y me extraña que con 48 años que tiene ya no le haya localizado anteriormente en ningún papel protagonista destacable.

Creo que la cuarta temporada de Black Sails es un buen cierre a una gran serie, un último peldaño que ha acabado subiendo en calidad y que nos deja una serie que en el global de sus cuatro temporadas es excelente (mirad las notas más abajo).

Es una pena que no haya calado entre el público, pero estoy seguro que dentro de unos años escucharemos hablar de ella como una de las mejores series de la década, se volverá de culto. Y si no, al tiempo.

Valoración Media Followmytv: 8,96.

Valoración Media Imdb: 8,93.

sábado, 27 de enero de 2018

Múltiple

Hoy toca una película de un director que prometía mucho y se fue diluyendo, pero que parece que ha vuelto a la senda de hacer películas más pequeñas, que es lo que le funciona mejor. Estoy hablando de M. Night Shyamalan.

Múltiple es la historia de un personaje con multitud de personalidades múltiples (23 o 24) que un buen día secuestra a tres chicas jóvenes y las retiene. Desde ese momento iremos viendo algunas de las distintas personalidades, los intentos de las chicas (especialmente una) por escapar y las visitas del secuestrador a su psicóloga, momentos en los que iremos conociendo más cosas sobre éste trastorno.

Es una película de tensión, un thriller con algún elemento sobrenatural que se sustenta especialmente en la actuación de James Mc Avoy, al que le cae un papel de esos que cualquiera querría hacer y en el que se puede lucir en un buen puñado de registros (algunos especialmente espeluznantes).

No esperéis una gran producción, aquí lo que cuenta son los actores y la trama protagonizada por Mc Avoy y sus múltiples personalidades.

Es una película que engancha, que tiene un muy buen ritmo narrativo y que sabe mantenerte en tensión con los cambios del protagonista, con alguna escena un tanto sórdida y un tramo final que te cambia un poco de tercio (personalmente para bien).

Música ambiental correcta, dirección muy buena, grandes actuaciones, trama interesante, buen ritmo... todo para un thriller pequeñito y que seguro entretiene al que se acerque a él.

La vuelta de Shyamalan a lo que sabe hacer, películas bien rodadas con giro final y un mundo propio muy bien retratado. La tensión se le da bien, y Múltiple es un ejemplo perfecto de lo que se puede hacer con un buen guion, un buen actor, un buen director y sin grandes pretensiones.

Yo la recomiendo, y más si os gustó cierta película estrenada en el 2000 del mismo director. No digo más.

Valoración Personal: 8.

sábado, 6 de enero de 2018

Train to Busan

Train to Busan es una película curiosa, una cinta coreana que hizo bastante ruido dentro de los círculos especializados, y lo hizo siendo una cinta del género zombi. Vayamos con ella.

La película nos lleva a la vida de un ejecutivo de éxito que desatiende a la familia (hija en especial) hasta el punto habitual visto en las películas americanas. Así que un día decide ceder y llevar a la niña con su madre (a visitarla), para lo que cogerán un tren.

En éste marco tan sencillo se desata una epidemia zombi, que seguiremos desde el tren, conociendo a un puñado de pasajeros del mismo y viendo desde dentro cómo la sociedad coreana se va desmoronando en apenas un trayecto.

Es una película hecha con mucho mimo, que sabe de qué género es y cómo aprovechar los medios que tiene hasta el punto que da la sensación de ser una película de un presupuesto holgado, ya que en ningún momento echas de menos según que escenas de películas americanas.

La mayor parte de la acción transcurre en el tren, con los personajes más o menos típicos, pero a los que vas cogiendo cariño aunque sepas que son carne de zombi. Pero el poder saber con algunas escenas cortas lo que sucede en el exterior abre el ángulo de la película y le da un plus de calidad.

Cuenta además con un ritmo muy bien medido, con escenas de acción típicas del género (pero bien llevadas) y los momentos justos para seguir profundizando en los personajes.

Me detengo un momento en los personajes, porque sorprende que con una sola película haya llegado a empatizar y ponerme más en la piel de los personajes que en las últimas temporadas de The Walking Dead. Un mérito tremendo con el corto tiempo del que dispone la película y que demuestra que a veces no es necesario darle tantas vueltas a una cosa para que al espectador le guste.

Los actores están bastante bien (me gusta especialmente el que hace de marido de la mujer embarazada), aunque es cierto que tienden a la sobreactuación, algo típico del cine asiático y con lo que hay que aprender a vivir (con el sangrante caso del “malo” de la película).

Con todo nos queda una película que creo imprescindible para los amantes del género zombi, una obra realmente buena que puede gustar a cualquiera que disfrute con una cinta de acción o le haya llamado la atención la sinopsis de la película.

Sorprendentemente buena.

Valoración Personal: 8,8.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Passengers

Passengers es una película que pasó con más pena que gloria por las pantallas de los cines del mundo (especialmente en el caso americano), y lo fue pese a un tráiler que me gustó bastante y a dos actores potentes como reclamo: Chris Pratt y Jennifer Lawrence. Veamos si el golpe en taquilla estuvo justificado.

La historia de Passengers es sencilla: una nave colonizadora parte en un viaje de la tierra a otro mundo con más de cinco mil personas a bordo. Es una nave moderna y autosuficiente, que lamentablemente sufre un error y despierta a uno de los pasajeros antes de tiempo. El pobre hombre se enfrenta a noventa años de soledad si no consigue arreglar su situación.

La película se complicará poco a poco, y gran parte del atractivo de la misma es conocer la situación del hombre que despierta, los detalles de la misión y lo que le empuja a hacer lo que hace.

No diré más porque ya entraríamos en los tres cuartos de hora de película.

La trama me gusta. Vale que es sencilla, pero va pasando por distintas fases para transformar lentamente la película de un género al siguiente, siendo en su conjunto (y según mi opinión) un buen drama romántico. Incluso podéis esperar momentos dramáticamente intensos y con unas buenas actuaciones.

La película se sustenta esencialmente sobre el trabajo de Pratt y Lawrence (con algunos momentos en los que está físicamente espectacular), los dos personajes con mentalidades muy distintas y situaciones que no tienen nada que ver. Por suerte los dos actores hacen un muy buen trabajo, sorprendiendo el registro dramático de Pratt, que debe aguantar sólo durante muchos minutos la película sobre sus hombros. Vale, no están de premio, pero para lo que les exige la película creo que no se les puede reprochar nada.

Los efectos especiales también están bien. Son unos efectos bastante sutiles durante gran parte de la película, basándose en la ambientación o los interiores de la nave, pero hay alguna escena en la que se ve que hay mimo (una con ingravidez y agua de por medio) y llega a incluso a sorprender. Eso sí, repito que al 90% del metraje son los dos actores, esto es un extra.

El ritmo de la película me ha parecido muy bueno, no aburriéndome en ningún momento durante las casi dos horas que dura. Y es complicado conseguir eso cuando apenas hay escenas de acción o la tensión es más por preocupación hacia los personajes que porque estén en un peligro inminente. Además, el ir cambiando de género (un par de veces) hace que vuelvas a engancharte con cada nuevo cambio.

Personalmente creo que la película ha sido totalmente infravalorada y es una visionado obligado a poco que te gusten los actores protagonistas o los dramas románticos. Quizá los que esperaran una nueva Interestelar son los que han salido más escaldados. Passengers no va de esto, sus pretensiones son muchísimo menores y el tema espacial es una excusa para el punto de partida y alguno de sus argumentos. Supongo que el problema fue precisamente ese: esperar una epopeya espacial y encontrarse algo mucho más pequeñito, aunque igualmente interesante.

Vale la pena? Para mí sin lugar a dudas.

Valoración Personal: 8,5.
Valoración Metacritic: 41.          

martes, 19 de diciembre de 2017

The Crown T2

Hoy os traigo The Crown, una gran producción de Netflix que llega con una segunda temporada que no tiene que envidiar a su sorprendente primera entrega.

La serie sigue (cómo no) con la vida de Isabel II desde el punto en que lo dejó la temporada anterior, sin detenerse en el paso de los años y viendo tanto cómo cambiaba la familia real como el gobierno británico.

Por suerte no nos centramos exclusivamente en la figura de Isabel, que queda un poco menos bajo el foco en ésta ocasión; sino que gana bastante peso la figura de Felipe, el marido siempre a la sombra.

Me gusta que se ponga el foco en elementos algo menos conocidos de la biografía de la familia real, hace que los personajes ganen mucho en profundidad y entendamos mejor las relaciones que van surgiendo entre ellos. Así, Felipe parece estar cansado de la vida en palacio y se busca un poco la vida, siempre ejerciendo de marido (los hijos se suceden) y mostrando facetas de su pasado que no conocía (como la familia nazi).

El otro personaje que sale reforzado es Margarita, la hermana, que no es que gane protagonismo, es que cada vez se le entiende más, a la sombra de la reina y sin un pretendiente serio. Una mujer de su tiempo bastante encorsetada por lo que se esperaba de ella.

Y me dejo lo mejor: el fondo histórico de la serie, con el que veremos los distintos escándalos de unos cuantos años (seguimos en la juventud de la monarca), revueltas a nivel global, modernización dentro de palacio, aparición de los Kennedy... un fondo que da riqueza y aporta mucho a la trama de la serie.

Sigue siendo una serie increíble a nivel de producción, realmente da la sensación de estar viendo el pasado, el cambio de moda, la opulencia, los castillos... simplemente impresionante.

En el plano actoral la buena de Claire Foy se mimetiza ya con Isabel, con unos andares que reconozco hasta yo. Mientras que Matt Smith confirma lo acertado de su fichaje y lo lejos que está del papel que le llevó a la fama como Dr. Who. El resto de actores parecen copias de su homólogo personaje histórico, aunque, eso sí, se echa mucho de menos un peso pesado como fue el personaje de Churchill la semana pasada (cuyo peso recoge Felipe).

Puede que siga siendo una serie un tanto lenta, o que no te interese para nada la historia de la familia real (reciente), pero capítulos como el que prácticamente protagonizan Carlos (el heredero) en paralelo con un joven Felipe (el marido) me parece que hacen a la serie una imprescindible. Ficción histórica totalmente TOP.

Valoración Media Followmytv: 8,8.

Valoración Media Imdb: 8,89.